Blog

27 de agosto de 2018David Cano Martínez

Lo que deberíamos saber sobre psicología económica

Esta es una “biografía profesional” del Premio Nobel de Economía de 2017 y, por lo tanto, un repaso histórico del desarrollo de la Psicología Económica y Financiera. Porque Thaler supone un paso adicional de la Teoría de la Perspectivas de Tversky y Khaneman (1979, Nobel de 2002) al profundizar en los aspectos económicos y financieros, complementando así la exuberancia irracional de Robert Shiller (Nobel de 2013)1.

Para mí, uno de las partes más interesantes del libro es la descripción del proceso gradual de “descubrimiento” de las anomalías y de los “factores supuestamente irrelevantes”. Y, sobre todo, el conflicto entre la “vieja” y la “nueva escuela”, entre la economía neoclásica y la conductual.

Caprichos del destino, Thaler enseñaba en Chicago (University of Chicago Booth School of Business) y era compañero de, entre otros, Fama (Nobel en 2013). ¡Y se lo ocurre defender que los mercados no son eficientes! ¡En Chicago!, ¡a Fama! Y se atreve a oponerse a los economistas ortodoxos de tradición neoclásica al advertir de que los consumidores ni son plenamente racionales ni optimizan sus decisiones. Los humanos no somos Econs (Homo economicus) y, menos aún, Econs idénticos unos de otros. También enseñaba en Chicago Robert Lucas, Nobel de Economía en 1995, quien desarrolló la Teoría de las expectativas racionales. Y Merton Miller, también Nobel en 1990 por, entre otras aportaciones, la estructura del capital de las empresas. Enfrentamiento intelectual de magnitudes colosales.

Era 1985 y Thaler y Shiller eran minoría. Pero hoy es abundantísima la evidencia de que los mercados financieros no son eficientes. Entendemos mejor su comportamiento (así como la conducta económica de las personas) si incorporamos enfoques psicológicos y emocionales, como el efecto dotación, el exceso de confianza, el efecto halo, el efecto anclaje, la falta de autocontrol, etc. La beta, por sí sola, no basta2. Este manual dará para varios post que publicaré en el futuro.

1Es injusto no citar a Herbert Simon, Nobel de 1978 como uno de los primeros economistas vinculados al behavioral economics con su “racionalidad limitada”. O a John M. Keynes, claro, y sus “animal spirits”.

2Cuestionamiento claro del CAPM.