Blog

25 de septiembre de 2018Álvaro López Vivas y Magdalena Oslé

Cambios en la composición por sectores del S&P 500: Telecomunicaciones se renombra y aumenta de peso

MSCI y S&P Dow Jones Indices han modificado la clasificación sectorial GICS (Global Industry Classification Standard). No hay cambios en la estructura (se mantienen 11 sectores), pero sí en los requisitos para formar parte del sector telecomunicaciones, lo que impacta sobre otros como tecnología y consumo cíclico.

Los cambios en la composición sectorial entrarán en vigor el 28 de septiembre al cierre de mercado, a pesar de lo cual, MSCI propone implementarlos en los índices en la revisión bianual que tendrá lugar en noviembre de este año.

Gráfico 1. Cronograma
Fuente: AFI.

Tradicionalmente, el sector telecomunicaciones ha incluido aquellas compañías que poseen la estructura física para la comunicación entre personas. Pero los cambios que se han producido en los últimos años en la manera de comunicarnos, más centrada en la capacidad de interconexión a través de la red y la estructura física ya instalada, así como la adaptación del modelo de negocio de las empresas a estos cambios, hacen recomendable una recomposición del sector, una adaptación a la nueva realidad.

Por ello, Telecomunicaciones pasará a llamarse Servicios de comunicación y contendrá, además de a las actuales empresas, a aquellas cuya actividad principal incluya la emisión de contenidos digitales, de información en la red o que permita la comunicación entre usuarios. Dentro de este sector, se englobarán las empresas pertenecientes al antiguo sector de Servicios de telecomunicación (como Verizon o China Mobile), algunas que ahora se incluyen en el sector Tecnología (como Twitter o Facebook) y, además, incluirá aquellas que pertenecen a la industria de medios y entretenimiento, que hasta ahora se englobaban en el sector de Consumo cíclico y a la que pertenecen compañías como Comcast o Netflix.

Adicionalmente, algunas compañías de comercio digital, como Ebay o Alibaba, pasarán del sector Tecnología a Consumo cíclico, en tanto que suponen una nueva forma de comercio y venta. En consecuencia, el sector Tecnología solo incluirá compañías en las que la tecnología sea el principal motor del negocio y diferenciará entre aquellas empresas de infraestructuras y servicios de internet (VeriSign) y las de software (LogMeIn).

Gráfico 2. Principales cambios sectoriales en índices MSCI
Fuente: AFI.

En conclusión, se va a producir una recomposición sectorial de los índices de importante calado, debido sobre todo al significativo tamaño de las compañías implicadas. Así, Facebook, Twitter, Comcast, Netflix o Snapchat pasarán a engrosar Servicios de comunicaciones, cuyo peso se elevará hasta el 11% desde el actual 2% (de Telecomunicaciones).

Tabla 1. Composición sectorial S&P 500
Fuente: AFI, Bloomberg.

Tecnología: disminuye su peso (del 26% al 20%) por la salida de compañías que utilizan internet como medio para facilitar la comunicación y que pasan a formar parte de Servicios de comunicaciones.

Consumo cíclico reduce su peso hasta el 10% (desde el 13% actual) por la salida de compañías de entretenimiento. Esta bajada se ve parcialmente compensada por la inclusión de compañías vinculadas al comercio minorista online.

Este cambio tiene implicaciones en la gestión de activos. Por un lado, porque la evolución de los sectores dejará de ser comparable con los datos históricos, en términos de valoración, volatilidades, correlaciones, etc. Por otro, en una industria donde la importancia de los ETF es cada vez mayor, aquellos que replican a los sectores afectados tendrán que adaptar su asset allocation, lo que llevará a un incremento de los flujos, tanto de compra como de venta, en las principales compañías afectadas. Aunque algunas de las gestoras de estos ETF ya han comenzado a adaptar sus inversiones, no se descarta que podamos asistir a ligeros repuntes en la volatilidad de las cotizaciones de las compañías en las semanas previas al cambio efectivo de los sectores.