Blog

16 de septiembre de 2020David Cano Martínez

Dollar Cost Averaging (DCA)

¿Qué es mejor, invertir en una sola vez o de forma paulatina? La respuesta correcta es depende. Y depende de, al menos, tres aspectos: el horizonte temporal, la frecuencia de inversión y, sobre todo, la evolución del precio del activo durante el periodo.

El Dollar Cost Averaging (DCA) o Constant Dollar Plan (CDP) es un proceso de inversión que consiste en la inversión sistemática de una determinada cantidad de dinero (por ejemplo 100 unidades monetarias al mes) en un activo, índice o cartera determinada. Mediante este método se consigue comprar un mayor número de títulos cuando el precio está bajo y uno menor cuando el precio es elevado. El objetivo último del DCA es reducir el coste medio por título de una cartera y evitar tratar de acertar con el denominado market timging.

En el DCA el inversor decide tres parámetros:

  1. La cantidad fija de dinero que quiere invertir cada vez (por ejemplo, 100 euros o 1.000 dólares)
  2. La frecuencia de inversión (por ejemplo, mensual).
  3. El tiempo durante el cual se van a realizar las inversiones (por ejemplo 10 años).

Exige un supuesto adicional que conviene aclarar. El inversor dispone en el momento inicial de toda la cantidad que va a invertir (por ejemplo, 120.000 EUR) y lo que tiene que decidir es si invertirlo en su totalidad en ese momento o hacerlo periódicamente (por ejemplo, 500 EUR por mes durante los dos próximos años). Es decir, no debe confundirse el DCA con una situación en la que el inversor va generando patrimonio de forma recurrente y lo invierte a medida que dispone de él. Así pues, no es un ejemplo de DCA si partimos de una cantidad de 100.000 EUR que invertimos en su totalidad y nos disciplinamos para ahorrar todos los meses, por ejemplo, 500 EUR que decidimos invertir trimestralmente (1.500 EUR al final del trimestre). En el DCA ya se tiene todo el dinero y se debe decidir entre invertirlo todo ahora o de forma periódica.

Existen diversos estudios académicos que llegan a diferentes conclusiones sobre la idoneidad del DCA, ya que sus resultados dependen (y mucho) del horizonte temporal, de la frecuencia de las inversiones y, sobre todo, de la rentabilidad del activo durante el período de análisis. De ahí que en ocasiones se señale que no es un método de inversión sino una disciplina operativa para evitar caer en los “sesgos de comportamiento” (Behavioral Finance).

Para demostrar que los resultados dependen de varios aspectos, entre ellos la evolución de las cotizaciones (y no sólo el rendimiento final total), analizamos dos casos diferentes. En el primero se parte de 272.000 EUR el 31 de diciembre de 1997 y se comparan los resultados obtenidos hasta agosto de 2020 invirtiendo todo el importe al inicio (“1 sola vez”) o invirtiendo 1.000 EUR al mes hasta agosto de 2020 (“mensual”). En la tabla 1 se puede comprobar que, salvo en el caso del Nikkei y del MIB 30, la mejor estrategia ha sido invertir todo de una sola vez al principio. Así, en el caso del Ibex 35, la rentabilidad habría sido del -3,9%, frente al -25,4% si se hubiese optado por hacerlo mes a mes.

Tabla 1. Rentabilidad, volatilidad y ratio de Sharpe de las dos estrategias. 1998 - 2020
Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Bloomberg.
Grafico 1. Evolución de las dos estrategias (Base 100: 31 de diciembre de 1997)
Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Bloomberg.

Pero, ¿cuáles son los resultados si el análisis comienza en enero de 2000, es decir, evitamos las compras durante toda la fase alcista previa? Ahora (ver tabla 2), salvo en el MSCI Emerging, los resultados son mucho mejores si se invierte mes a mes (en el caso del Eurostoxx se gana un 4,8%, mientras que, si se hubiese invertido todo el importe el 31 de diciembre de 1999, se perdería un 33,3%).

Tabla 2. Rentabilidad, volatilidad y ratio de Sharpe de las dos estrategias. 2000 - 2020
Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Bloomberg.
En este caso, el importe inicial de inversión es de 247.000 euros ya que se cuentan con menos meses para invertir 1.000 EUR.

Para comprobar las diferencias de los resultados en los dos horizontes temporales, en el gráfico 2 se compara la evolución de la estrategia “compra total” frente a “compra una vez al mes” para el caso del Nasdaq. Se constata que, si se hubiera empezado el 31 de diciembre de 1997, la mejor estrategia habría sido “1 sola vez” pero si la fecha de inicio es 2 años después, en este caso lo más rentable habría sido “mensual”.

Grafico 2. Evolución de las dos estrategias para dos horizontes temporales diferentes
Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Bloomberg.

En definitiva, como decíamos en la introducción, no está claro qué es mejor, si invertir de una sola vez todo el capital disponible o hacerlo de manera periódica, ya que depende, y mucho, de la evolución del precio del activo. Para un activo que experimenta una importante revalorización, es obvio que es mejor hacer la inversión de una sola vez al principio. Pero para aquellos que sufren una caída (sobre todo si es más intensa al principio), es mejor invertir de forma periódica. Y el caso óptimo es aquel en el que tras una caída inicial (en el que se va invirtiendo poco a poco, promediando el precio de compra a la baja) le sigue una posterior recuperación. Efectivamente, en este último caso estaríamos haciendo un óptimo market timing.

Lo que sí es obvio es que el método de inversión periódica tiene una menor volatilidad (ver tabla 1 y 2) asociada al hecho de que la cantidad invertida es menor (se tarda más tiempo en construir la cartera).

Y dado que en el proceso de inversión se suele caer en varios sesgos (por ejemplo, comprar más cuando sube y no comprar, o incluso vender cuando el mercado cae), insistimos en que el DCA es una buena alternativa para tener una disciplina de inversión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias obligatoras y de terceros opcionales con la finalidad de hacer que su navegación sea segura, hacer análisis estadístico de las visitas a la web y conocer su usabilidad.
Si desea más información o cambiar la configuración de su navegador, puede visitar nuestra Política de Cookies.
Pulse el botón "Rechazar cookies" o "Aceptar cookies" para confirmar que ha leído y aceptado la información aquí presentada.