Prestamos servicios de asesoramiento financiero independiente y gestión discrecional de carteras

Afi Global FI

Informe de mercado

Diciembre de 2020
En diciembre ha continuado el sentimiento “pro ciclo” en los mercados financieros, a pesar del claro deterioro en el frente sanitario (aumento de contagios y nueva cepa en R. Unido), alentados por los avances en el desarrollo de las vacunas así como por nuevos anuncios de estímulos monetarios por parte de bancos centrales. Este ha sido el caso del BCE, que en su último Consejo de Gobierno, decidía ampliar en cantidad y duración el programa de compra de activos de renta fija denominado PEPP (Pandemic emergency purchase programme). Así, estará vigente al menos hasta marzo de 2022 y adquirirá 500.000 millones de EUR más de lo inicialmente estimado. Es decir, se ha decidido una segunda ampliación (tras la de junio), situando ahora el objetivo en 1,850 billones de EUR. Teniendo en cuenta que el saldo actual es de 755.902 millones de EUR (*), junto con el mantenimiento de las compras mensuales de 20.000 millones en el APP, se constata la enorme capacidad adquisitiva de deuda pública con la que cuenta el BCE, con el consiguiente impacto en el mercado de bonos.


 
En este contexto se entiende que la TIR de las referencias de deuda pública de la periferia UME haya continuado con el goteo a la baja (de entre 3 y 4 pb) para situarse, en el caso de España y Portugal a 10 años, en el entorno del 0,0% (Grecia y Portugal, en el 0,50%). Ante la estabilidad de la curva alemana (en zona de mínimos: -0,70% el 2 años y -0,58% el 10 años), nueva cesión de la prima por riesgo (62 pb en España y 109 en Italia).
 

Frente a la estabilidad de la curva alemana, repunte adicional del tipo de interés a 10 y 30 años de la deuda pública de EEUU, que se sitúan en el 0,94% y 1,68%, respectivamente. El tramo corto, anclado en el 0,13%, por lo que asistíamos a un incremento de la pendiente.


La presencia de los bancos centrales, así como la mejoría en las previsiones macroeconómicas, también se refleja en la renta fija privada, en especial en el segmento high yield. Su diferencial cede 9 pb en diciembre, hasta 242 pb, lo que supone acercarse de forma considerable a los niveles pre COVID19 (210 pb), después de haber llegado a tocar los 710 pb en marzo (el mínimo histórico de spread fue de 204 pb el 9 de enero). Este mercado ha recuperado gran parte de las pérdidas sufridas en la crisis, como también ha sucedido con “grado de inversión” y consigue cerrar el año en positivo (aunque apenas sea un +0,2%). Este segmento no varía en el mes su diferencial (estable en 48 pb) lo que supone prácticamente los mínimos prepandemia e históricos (40 pb).

Tras la revalorización histórica de la renta variable en noviembre, en el último mes de 2020 han continuado las alzas. Si bien éstas han sido más modestas, son considerables (entre el 4% y el 7,0%), con la excepción del Ibex 35, que presenta un saldo neto nulo. En consecuencia, el balance del año ha sido muy favorable, con ganancias medias del 14% con la excepción, también aquí, del Ibex 35 (-15,5% en 2020) o del FTSE inglés (-14,3%). En el lado opuesto, destaca el impresionante +43,6% del Nasdaq (hasta marcar nuevos máximos históricos) que, dada su capitalización (supera ya los 20 billones de USD), sirve para impulsar a índices globales como el MSCI World ACWI (capitaliza 110 billones) o MSCI World también hasta máximos nunca antes vistos.

Por sectores, recursos básicos (11,8%) y consumo cíclico (+6,1%) siguen capitalizando la mejora en las perspectivas para el crecimiento económico, al tiempo que tecnología (+5,4%) se apoya en el alza de los beneficios de sus compañías (en 2020 será del orden del 5%, frente al -15% del conjunto del mercado). Tras el fuerte alza en noviembre, los bancos permanecen sin cambios (son el peor sector en 2020 con una caída del 23,7%), al tiempo que construcción (-2,9% en diciembre, -11,7% en 2020) y telecomunicaciones (-4,2% en el mes y -14,3%) ejercen de lastres.
 

Una vez más, un contexto favorable en los mercados viene acompañado de la depreciación del USD. En su cruce contra el EUR pierde un 2,4% (un 5,0% desde el anuncio a principio de noviembre de las vacunas).

La GBP se recupera a final de año con el acuerdo para el BREXIT entre el Reino Unido y la Unión Europea (en 2020 ha perdido un 6,0% frente al EUR).
Nueva recuperación generalizada de las divisas de países emergentes: un 2,7% frente al USD (0,3% frente al EUR) entre las que destacan el rand sudafricano, el peso colombiano y la lira turca (+5%).

El RMB chino continúa con su movimiento apreciador frente al USD, que le ha llevado a situarse por debajo de 6,53 CNY/USD (apreciación del 0,8% en el mes y del 6,7% en 2020). Pero se deprecia un 1,4% frente al EUR hasta superar la cota de 8 CNY/EUR (pierde un 2,3% YTD).
 
 
Las materias primas también han continuado con la revalorización, a la que se han sumado los metales preciosos.




 
Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias obligatoras y de terceros opcionales con la finalidad de hacer que su navegación sea segura, hacer análisis estadístico de las visitas a la web y conocer su usabilidad.
Si desea más información o cambiar la configuración de su navegador, puede visitar nuestra Política de Cookies.
Pulse el botón "Rechazar cookies" o "Aceptar cookies" para confirmar que ha leído y aceptado la información aquí presentada.